Animales

Mi perro necesita calcio? Descubre lo que necesitas saber

Pin
Send
Share
Send
Send


En muchas especies la falta de calcio tiene consecuencias que en la mayoría de casos son fatales. Vamos a centrarnos en gatos y perros cuando son cachorros y vamos a ver qué ocurre cuando les falta calcio.

Es muy frecuente que cuando alguien adopta un gatito o un cachorro de perro no tenga comida adecuada para ellos y la primera noche prueben el jamón coc >alteración hormonal que lleva a que el organismo consiga calcio de cualquier sitio y ese sitio son los huesos. Se produce entonces un aumento de calcio en sangre pese a tener una dieta pobre en calcio pero que proviene de la descalcificación de los huesos, sufrirán por tanto un proceso de osteoporosis haciéndolos blandos y quebradizos.

Estos gatitos y cachorros vienen a consulta con depresión, anorexia, dolor ante la manipulación, cojeras, debilidad y no es difícil que aparezcan fracturas y deformaciones óseas. En el caso de que las deformaciones óseas ocurran en las vértebras pueden aparecer lesiones neurológicas que dejen secuelas incluso una vez superada la enfermedad.

Estas secuelas pueden incluir alteraciones neurológicas, estreñimiento crónico, alteraciones en la micción e incluso en hembras futuros problemas a la hora de parir si ha habido deformaciones en la pelvis y en el canal del parto.

Si el cuadro es leve la resolución del problema es fácil y consiste en administrar una alimentación variada y bien equilibrada como puede ser un pienso de alta gama para cachorros.

Autor: Domingo García – Veterinario Clínica JG

¿Mi perro necesita calcio? ¿Cómo lo puedo saber?

(Foto via: mascotafiel)

No siempre es fácil identificar estos problemas, ya que no nos pueden comunicar su malestar o necesidades. ¿Cómo podemos, entonces, saber lo que los perros necesitan? Veamos cómo saber si tu perro necesita calcio y cómo puedes solucionarlo.

¿Por qué es tan importante el calcio?

El calcio es una sustancia presente de forma natural en los huesos y que es esencial para el correcto desarrollo y crecimiento. Además, favorece la fortaleza de los huesos y ayuda a conseguir el buen funcionamiento del organismo.

Los cachorros de perro tienen una alta concentración de calcio en su organismo, ya que sin él, no podrían crecer. ¡La naturaleza es sabia! Sin embargo, esto no significa que, una vez concluido el crecimiento del perro, se deba eliminar la ingesta de calcio por medio de su alimentación habitual. Simplemente, se suele reducir la dosis, pero sigue siendo necesario. Sin él, sus huesos se debilitarían, se dañarían sus dientes… ¡No pueden (ni podemos) vivir sin calcio!

¿Cómo puedo saber si a mi perro le falta calcio?

(Foto via: webanimales)

Aunque parezca obvio, el primer paso para saber si su ingesta de calcio es suficiente o no, debemos observar su cuerpo y el ritmo de su crecimiento. Si notamos que tiene los huesos demasiado finos o blandos, si se cansa con facilidad o que no crece a ritmo normal, eso puede ser una señal muy fiable de una carencia de calcio en tu cachorro.

Es muy importante detectar y solucionar pronto este problema, ya que si no lo hacemos puede llevarnos a consecuencias irreparables, como el raquitismo, un desarrollo óseo mínimo, insuficiente para el bienestar y buena salud del perro.

Otra manera de detectar que el calcio de tu amigo no es suficiente es la presencia de espasmos o convulsiones musculares. Pero ¡cuidado! Este síntoma puede ser también señal de otras enfermedades, en caso de que ocurra, lo ideal es llevar a tu perro al veterinario para que este pueda evaluarlo y diagnosticar el problema.

Otras señales de escasez de calcio en tu perro pueden ser las arritmias cardíacas, taquicardias, fatiga y desorientación.

¿Qué hago si se confirma que mi perro necesita más calcio?

La dosis de calcio recomendada para cada animal depende de su tamaño, edad y otros factores, por lo que debe establecerla un veterinario.

Para evitar quedarte corto en sus dosis de calcio, necesitas saber cuánto le conviene a tu perro y asegurarte de que la comida que le compras tiene una cantidad que se adapte a su necesidad particular.

Pero ¿y si ya sé que mi perro necesita más calcio? ¿Qué hago? Lo primero que debes hacer es cambiar su alimentación por una mejor, que se adapte a su necesidad y que por supuesto sea de buena calidad. ¡Muy importante! Nunca le des medicinas ni suplementos a tu perro por tu cuenta, y mucho menos si son productos pensados para consumo humano, sólo un veterinario debe determinar si tu perro necesita algún tratamiento específico.

Tampoco pienses que es bueno darle más calcio del necesario “para compensar que durante un tiempo le ha faltado”. Lo adecuado es ofrecerle la dosis justa y que poco a poco su cuerpo lo vaya recuperando. El veterinario te orientará sobre la dosis adecuada y sobre el período de ingesta.

(Foto via: pinterest)

Calcio en los canes: qué saber

Antes que nada es preciso tener en cuenta que el calcio es uno de los nutrientes más importantes en la vida de un perro desde que es cachorro porque ayuda en la formación y fortalecimiento de los huesos. Si queremos que nuestra mascota crezca sana y fuerte es vital que ingiera una buena dosis de este componente a través de la comida.

Ya sea que el canino consume una dieta “casera” o una basada en pienso comercial, si o si ha de tener calcio a diario. Si esto no sucede, es probable que sufra diversos problemas como por ejemplo fracturas en las patas. La falta de este nutriente puede desencadenar patologías como el raquitismo, una condición en la cual el crecimiento es insuficiente y la estructura ósea es menor a la de otros canes a su edad.

Un perro cachorro necesita unos 320 mg de calcio por kg de peso al día. En el caso de los adultos, la cantidad disminuye a los 120 mg por kg. Ten estos datos en cuenta para que tampoco esté excedido en la proporción (algo que también es malo para su salud).

¿Cómo sé cuánto calcio necesita mi perro?

Si tu perro es ya adulto, la medida ideal de calcio suele ser unos 120 mg por cada kilo de su peso. Si es un cachorro, la dosis es mayor, cerca de 320 mg por cada kilo de peso. Recuerda siempre que es el veterinario el que debe confirmar qué dosis necesita tu mascota y por cuánto tiempo, tómate estas dosis como medida únicamente orientativa.

Habitualmente, los piensos de buena calidad contienen las dosis adecuadas de calcio y otros minerales. La falta de estos podría causar problemas a tu perro, como debilidad ósea, que aumentaría el riesgo de rotura de sus huesos.

Como deseamos lo mejor para las mascotas, en Wakyma te recomendamos que observes siempre a tu perro para saber si puede tener algún problema. Así, se solucionará lo antes posible y podrá seguir siendo tan juguetón y feliz como siempre.

¿Cómo detectar la falta de calcio en los perros?

Existen diferentes maneras para darnos cuenta de que a nuestra mascota le está faltando el calcio o no lo recibe en cantidades correctas según su edad y peso. Observar el cuerpo es la mejor forma de detectarlo.

Por ejemplo, si no crece lo suficiente en relación a otros perros (los hermanos son un indicador ideal), si está demasiado delgado aunque coma bien y si se le marcan los huesos a través de la piel y estos se encuentran muy finos.

Además, lo podemos determinar si padece espasmos musculares o convulsiones. Atención porque en estos casos las causas pueden ser otras (más graves), por lo tanto te recomendamos que vayas al veterinario para que le haga un chequeo general.

Los perros a los que les falta el calcio pueden experimentar otros síntomas, entre ellos taquicardias, desorientación, sensación de fatiga o arritmias cardíacas. También aquí te aconsejamos que lo lleves a la consulta profesional.

Fuentes de calcio para los perros

El médico te puede indicar que le ofrezcas un pienso diferente o incluso que añadas suplementos especiales a la comida. Esto es muy bueno pero no la única opción. Hay fuentes “caseras” de calcio al alcance de tu mano y que a tu can le hará más que bien.

La cáscara de huevo molida finamente (por ejemplo en un mortero o molinillo de café) y mezclada con el alimento cotidiano puede ser una excelente idea si tu mascota sufre de déficit de calcio.

Los huesos de otros animales (que se compran en las carnicerías como por ejemplo de pollo) también pueden ser de mucha utilidad. Algunos dueños se los ofrecen para que los coman enteros y otros prefieren que estén troceados o hechos polvo para mezclarlos entre el pienso.

Los productos lácteos son una gran fuente de calcio (eso lo sabemos para nosotros los humanos) y algunos pueden ayudar a nuestros peludos a mejorar su salud. Por ejemplo el yogur, que permite ablandar la comida seca y es muy rico para sus paladares. Es mejor que sea bajo en grasas. El queso es otra opción, te recomendamos el tipo cottage y no darle demasiada cantidad.

Si lo acepta, dale a tu perro pescado para que aumente sus niveles de calcio. El atún, las sardinas y la trucha son los mejores. Pero cuidado, que esté cocido porque de lo contrario puede irritarle el estómago y causar enfermedades bacteriales.

Por último, si tu can es amante de las verduras o está acostumbrado a comerlas sin problemas, no dudes en ofrecerle espinacas, brócoli y patata dulce.

Síntomas de la carencia de calcio de tu perro

Algunos de los síntomas más comunes que puede padecer nuestro perro son:

  • Deformidades óseas
  • Huesos demasiado blandos y débiles
  • Debilidad abdominal
  • Una bajada de la frecuencia cardíaca
  • Flojedad, malformación, o pérdida de dientes
  • Displasia de cadera
  • Problemas de crecimiento en los cachorros
  • Debilidad muscular
  • Color anormal tirando a verdoso en la orina del perro
  • Hipocalcemia
  • Baja presión arterial de nuestra mascota
  • En perras que se encuentren dentro del periodo de gestación o lactancia: descoordinación, agitación, convulsiones y fiebre.

Hay que decir que en los casos leves, ningún síntoma puede ser observado en el perro hasta la caída total del nivel de calcio por debajo de los niveles normales.

Hay que tener en cuenta que un perro adulto necesita, una media, de 120 miligramos de calcio por cada kilo que pese el animal, y, en el caso de los cachorros necesita más del doble porque está en periodo de crecimiento y fortalecimiento de huesos: necesitan 320 miligramos por cada kilo de peso.

La manera de introducir calcio en la alimentación de tu perro se puede canalizar por distintas vías, puede ser con comida casera que tú mismo le prepares o con el pienso que le compres en la tienda, pero siempre teniendo en cuenta que tiene que consistir en una dieta equilibrada. No es recomendable sobrealimentar al perro con las sobras de la comida o con alimentos como la carne.

Las cantidades de calcio anteriores son orientativas, esto quiere decir que lo más adecuado es que hables con un especialista veterinario para que te recomiende la cantidad y el tipo de alimentación que es adecuado seguir según sean las necesidades de tu perro y además vea si es conveniente administrar suplementos de calcio.

Video: La cantidad exacta de calcio que debe de comer tu perro (Agosto 2022).

Pin
Send
Share
Send
Send